Ruta en kayak a la Punta de la Móra

ruta kayak tarragona la móraEmbarcación: kayak abierto cocois

Recorrido: 3.89 millas náuticas

Dificultad: moderada-fácil

Duración: 1 hora 45 minutos

Estamos a mediados de noviembre, en pleno anticiclón Tarragona vive uno de sus otoños más tranquilos y calurosos. El equipo que llevamos, un bañador y una licra de verano lo atestiguan. Nos embarcamos en una tranquila ruta en kayak hacia la punta de la móra.

mar en calmaSalimos del Club de Vela Platja Llarga justo después de comer rumbo a la torre de la Móra. Nuestra falta de práctica en el arte de palear hace que las paradas a descansar sean frecuentes.  La mar plana y cristalina hace de éstas una oportunidad para disfrutar de la tranquilidad que se respira en el ambiente.

platja llarga al hivern

La gente que podemos ver paseando por la orilla de la playa se puede contar con los dedos de las manos a estas alturas de la temporada. En el mar pueden verse un par de embarcaciones pequeñas pescando.

waikiki

Después de unos veinte minutos llegamos a la Punta de la Creueta, antigua cantera romana que se encuentra al final de la Platja Llarga. Al llegar a este punto optamos por alejarnos más de la costa para ir directamente a la punta de la Móra, poniendo así rumbo directo a la torre de vigía que custodia ese espacio.

torre de la mora

A partir de este momento la ruta se hace más agradable, el monótono paisaje ofrecido por la Platja Llarga es sustituido por las encantadoras calas del Bosc de la Marquesa. El entorno, calificado como Espacio de Interés Natural, resulta una de las reservas de flora y fauna más importantes de la costa central catalana.

ruta en kayak

Con un ritmo más lento, debido a nuestro espíritu contemplativo, llegamos a la punta de la Mora veinte minutos más tarde. A partir de ahí decidimos acercarnos mucho a las rocas. En este punto hay que prestar mucha atención a las condiciones del mar. Por la geografía de la zona en este punto las olas y corrientes suelen acentuarse, por lo que no es recomendable acercarse a las rocas a no ser que el día sea de calma absoluta.

cueva en kayak tarragona

Como que el día nos lo permite aprovechamos para entrar con el kayak dentro de un par de cuevas pequeñas que se encuentran por la zona. La experiencia es muy gratificante. La calma que se percibe en mar abierto cambio a a un ensordecedor bramido de las olas rompiendo contra las paredes de la cueva, y eso que el día es tranquilo. Encontramos también tomates de mar en alguna de las cuevas. Una pena no haber traído el traje de neopreno y el equipo de snorquel para hacer una pequeña zambullida.

cala becs

Después de estarnos un buen rato nos decidimos por ir planteando ya el regreso. Vamos costeando esta vez, pasando primero por la Cala Becs, luego Roca Plana para llegar finalmente a la Cala Fonda, popularmente conocida como Waikiki. Antes de despedirnos de las calas encontramos un grupo numeroso de cormoranes posados sobre un pequeño islote.

waikiki tarragona

Finalmente ponemos rumbo al club, nos quedan veinte minutos más de tranquila travesía. En este caso volvemos parando cada poco a descansar y también para saludar a los tripulantes de un velero que habían decidido fondear en medio de la playa para disfrutar de la espectacular puesta de sol.

tarragona

A la llegada al club limpiamos bien el material y nos damos una buena ducha de agua caliente, que con la puesta de sol ya ha comenzado a refrescar un poco.